MIREN IZA (TULSA)

Quizá porque he aprendido a ser mujer
Creo que soy frágil y vulnerable
Busco la ternura
Me exijo entrega, empatía y cuidado
No envidio ni anhelo el poder
Escondo mi agresividad
Quizá porque he aprendido a ser mujer
Puedo olvidar lo que aprendí
Y puedo liberar mi fuerza

Miren Iza-ri buruzko informazio gehiago: https://eu.wikipedia.org/wiki/Miren_Iza

Advertisements

ANE MUÑOZ

Unibertsitate garaian, oraindik ikasle nintzela, Argia astekarian kolaboratzeko aukera izan nuen. Hantxe argitaratuko nituen nire lehen erreportaiatxoak. Hain juxtu, lehen-lehena, Martxoak 8ko ospakizunen inguruan egin nuen. Alor ezberdinetan aritzen ziren adin eta maila ezberdinetako langileak elkarrizketatuz, bakoitzak berean ekamume izana nola bizi zuen aztertu ondoren, zoritxarrez berdintasuna lortzetik urrun geundela ondorioztatu nuen. Hiru hamarkada geroago, Irailak… barkatu, Martxoak 8a iritsi orduko, lortutakoak lortuta, geure eskubideen zapalketa salatzen jarraitzen dugu. Nola, bestela? Kalera irtengo gara, eta instituzioek sikiera protokoloa betetzearren kasu egingo digute, hedabideek erreportaia tematiko interesgarri anitz eskaintzen duten bitartean. Biharamunean, berriz, asmoak betirako asmo… eta gaurkoa, espejismo hutsa.

Ane Muñoz zinemagileari buruzko informazio gehiago: https://eu.wikipedia.org/wiki/Ane_Mu%C3%B1oz

MAITE DARCELES

Aurreko mantala zintzilikatu, kalerako jantzi eta ilea apaindurik etxeko txikitxoaren bila abiatu da patxada airosean.

Eskola atarian kolore guztietako berokien artetik korrika hurbildu zaio bat. Alaitasun zalapartatsua atzean utzita, isildu gabe aritu zaio haurra liburutegira bidean, goizekoak kontari.

Liburu banarekin atera dira Zuloaga Etxetik, eta Kale Nagusian gora egin dute. Gehien gustatzen zaion ipuina aukeratu du haurrak: herensuge zitala garaitu zuen neska ausartarena. Oinez doaz, etxerantz, eta haurrak liburua kendu dio helduari eskutik, jakin-minez. Orriak pasatu ditu, baldar xamar, irudi bila, zertaz den igarri nahirik. Alferrik, ordea: ez du marrazki bakar bat ere aurkitu. “Zurean ere neskak herensugea menperatzen du?”, galdetu dio amore emanda, eskua luze, liburua eskainirik.

Irribarrea atera zaio nagusiari, txikitxoaren berezko xalotasunagatik. Eta oraindik zer erantzun pentsatzen ari dela, “bestela, nirea utziko dizut”, gehitu dio haurrak bihotz-zabal.

Musuka jango luke umea. Haren begi samurrak zain ditu, galderari, eta eskaintzari, eusten. Zer erantzun? Une horretantxe artile zurizko txakur jostari bat hurbildu zaie, eta haurraren arreta osoa bereganatu du.

Maite Darceles idazleari buruzko informazio gehiago: https://eu.wikipedia.org/wiki/Maite_Darceles

ARANTXA URRETABIZKAIA

“No queremos ser valientes, queremos ser libres”.

XXI mendea hain aurreratua dagoen honetan, emakumeok ez dugu hau edo hura egiten debekatua dagoelako, ausartzen ez garelako baizik. Eta hori edozein adinetan, bizitzaren alor guztietan.

Irakatsi digute hobe dugula ezagunari eutsi, hobe dugula bide berriak zabaltzen ez jardun, ez nabarmendu, ausartzen dena arriskutan jartzen omen delako.

Eta bai, askatasuna arriskutsua bezain gozoa da. Garesti ordainduta ere, ausartzeak merezi du, bizitzeak merezi duen bezalaxe. Besterik ez bada ere, atzetik datozenak aurrerabidea samurragoa izan dezaten.

Arantxa Urretabizkaia idazleari buruzko informazioa gehiago: https://eu.wikipedia.org/wiki/Arantxa_Urretabizkaia

LORE ERRIONDO

Hastapenean ni, gu, mundua, gauza bera ginen. Pixkanaka deskubritu nuen, agertu zitzaizkidan, ni eta besteak; eta poliki-poliki joan zen eratzen/eraikitzen nire burua. Alaba, biloba, ahizpa/arreba, ikaslea, dantzaria, bikotea, irakaslea, ama, ikertzailea, eskulangilea, eragilea, idazlea, zuzendaria, hizlaria, sortzailea ….
askorentzat ordea, ohartu naiz ohartu, mingots eta bortizki, emakume irakasle naizela, emakume ikertzaile, emakume langile, emakume aditu, emakume-…?

Lore Erriondo irakaslea eta dekanordeari buruzko informazio gehiago: https://eu.wikipedia.org/wiki/Lore_Erriondo

AGUSTINA OTERO

Escultura y Naturaleza: otra forma de resistencia

Nostalgia de una vida en unidad. La memoria sería la sede de este conocimiento, de este encuentro con la realidad total, porque ya entonces en ella no habría recuerdo ni olvido, sólo presencia.
María Zambrano

De la Naturaleza a la escultura y de la escultura a la Naturaleza, este es mi recorrido vital a través de mis años de vida, vivida ésta, entorno al mundo de la escultura.

En el principio, fue la pulsión de la naturaleza desnuda de los campos de Castilla y León, la que propició y enriqueció mi mundo infantil, del que parece ser, no salimos nunca y en el cual giramos continuamente en nuestro vivir cotidiano, tratando de descifrar las preguntas no preguntadas en aquel momento y los enigmas incesantes que, indudablemente, la naturaleza ponía ante nuestra inocente, curiosa e interrogante mirada, asombrada ante el prodigio.

Era, ese mundo de formas y colores cambiantes en el incesante desplazamiento de las estaciones, una invitación constante para el jugar y la imitación.

Toda esta variedad de espacios habitados por las formas y colores, eran regados en todo momento, con la plenitud del silencio.

En ese transcurrir del tiempo, la naturaleza se desplegaba con incesantes formas, ya fuera la nieve en invierno que cubría con su blancura todas las otras, propiciando así el brotar de otras irrepetibles, era una instalación in situ, efímera y breve, como todo lo bueno, o bien en verano donde los diferentes trabajos de recogida, trilla y aventamiento de los cereales creaba todos unos apilamientos y alineaciones en el más puro Land Art. Estas eran figuras que desafiaban, recogían, envolvían, retorcían y perfilaban el espacio a su alrededor, dotándolo de todo su esplendor, es decir, facilitando lo lleno y lo vacío. Pero era la gran campana azul y protectora del cielo, en contraste con los colores de la tierra la que más acentuaba esta sensación de vacío y lleno, creando un molde perfecto donde estaban contenidas todas las posibles formas. Un molde que, años después, yo aprendí a construir con yeso y se desveló así, el misterio de la campana.

Ya desde que era una niña quería ser escultora, y aquel entorno natural en el que crecí ha configurado mi carácter, sentimientos y espíritu, y no hay que dudar mucho para saber que esas raíces del paisaje, han modelado mi mirada, que más adelante recorría las formas escultóricas en los libros y los museos.

Luego, más tarde, llegaría el momento de picar una verdadera piedra, tallar una madera que se agrieta, forjar un hierro que se resiste, esculpir un mármol estatuario en Pietrasanta o modelar un barro encontrado al borde de un camino en Diembéreng, pero eso, es ya otra historia………………….

Bidanea, febrero de 2019

Agustina Otero eskultoreari buruzko informazio gehiago: https://es.wikipedia.org/wiki/Agustina_Otero_Fern%C3%A1ndez

JUANA CORTES

Indefensa, imperfecta, incorregible, te dicen. Quieren salvarte de ti misma, pero no saben qué amputar, si estás llena de raíces. Informal, invisible, incauta… Pretenden decidir tu camino. Pero tú tienes el poder de transformar las palabras. Infatigable, íntegra, imparable, te dices. Y no dudas al saltar por la ventana para estrenar tus alas recién nacidas. No te conformarás con las migajas que dejen los mendigos; tu vuelo es otro. Te acercas al acantilado. El mar te recibe y su brisa llena de sal la curva de tu cuello.

Juana Cortés idazleari buruzko informazio gehiago: http://nubeocho.com/index.php/es/autores/12-juana-cortes

ROSA GOMEZ

 Mujer y ocho de marzo

Cosechando las improntas
de nuestras antepasadas,
forjamos un molde nuevo
para estar más preparadas.

Como los pámpanos verdes
año tras año aparecen,
la fecha ocho de marzo
simboliza a las mujeres.

Las manos de las mujeres
unidas por todo el mundo,
tejemos un arcoíris
con un mensaje profundo.

Cuando hayamos alcanzado
una sociedad mejor,
la fecha ocho de marzo
no tendrá entonces razón.

Conviertes en un sendero
los abismos pedregosos
y haces de la sociedad
un espacio más hermoso.

Que sea este ocho de marzo
digno de conmemorar
sin la Espada de Damocles
de violencia en el hogar.

Rosa Gomez poeta

VIRGINIA GIL

No creo que el hecho de ser hombre o mujer tenga algo que ver con la calidad literaria; solo existe buena y mala literatura, literatura con mayúscula independientemente del género.

No creo en los temas masculinos o femeninos; busco temas eternos acordes con la sensibilidad y la experiencia de la persona que escribe.

Huyo de las confrontaciones, de las provocaciones que pretenden que nos opongamos los unos a los otros en lugar de nutrirnos y complementarnos.

Huyo de cualquier “ismo”, reduccionista, de visión limitada, ya sea doctrina, sistema, modo o partido.

Me quedo, a mí que me fascina la literatura infantil y juvenil (la buena, la válida para todas las edades), con Matilda creada por Roald Dahl, y también con Momo obra de Michael Ende; me quedo con heroínas fuertes y valientes ideadas por hombres. Pero me quedo además con Manolito Gafotas, y con el pequeño Konrad que salió de una lata de sardinas, y con Harry Potter, todos ellos imaginados por escritoras a las que admiro.

¡Y cómo no quedarme con El Principito o con Pippi!

Me quedo con esos personajes que, al margen de su género, tienen el don para reconciliar a la especie humana. Con aquellos autores que nos hacen sentir “uno” a pesar de nuestras disparidades, que nos incitan a entregar nuestra mejor versión a quienes tanto se nos parecen y que, sin embargo, tan diferentes son.

Virgina Gil idazleari buruzko informazioa: http://www.virginiagilrodriguez.com